Skip to Content

Receta de salmorejo (sopa de tomate fría española)

¿Buscas una forma deliciosa de combatir el calor? Esta receta de salmorejo seguro que hará las delicias de tus curiosas papilas gustativas. Prueba hoy mismo a preparar en tu cocina esta clásica sopa de tomate fría española.

Seguro que has oído hablar del popular gazpacho español, pero ¿has probado su homólogo más espeso, cremoso e igualmente delicioso?

Salmorejo es su nombre, y un tazón de esta sopa de tomate fría española seguro que te transportará al sur de España.

¿Qué es el Salmorejo?

El salmorejo es una sopa fría española que se hace mezclando tomates maduros, pan duro, ajo y sal. El aceite de oliva se vierte lentamente para crear una emulsión. Luego se deja reposar en el frigorífico antes de servirlo frío en un bol con un buen jamón curado y un huevo duro.

El salmorejo también se llama ardoria o ardorio. Muchos lo consideran Salmorejo Cordobés, dando crédito al lugar de origen de este apetitoso plato que es Córdoba. Córdoba se encuentra en la región de Andalucía, situada en el sur de España.

Historia del Salmorejo

La historia del Salmorejo se remonta a cuando el Imperio Romano invadió España. Una bebida que los soldados romanos llamaban posca podría considerarse como el antecedente de la sopa de salmorejo. La posca se elaboraba con lo que era fácil de conseguir entonces, es decir, sal, agua, vinagre y algunas hierbas.

Añade unos cuantos ingredientes más a la antigua bebida romana y tendrás una comida barata pero saciante. El ajo, la sal, el pan, el vinagre y el aceite se mezclaban con un mortero para crear algo así como la primera versión de la sopa de salmorejo. A juzgar por esta lista de ingredientes, la sopa era probablemente blanca.

Todo cambió cuando Cristóbal Colón llegó a suelo español, con un fruto llamado tomate. Este alimento de color rojo brillante, cuando se añade a la mezcla de la sopa, le da el color rojo característico y el sabor fresco que hoy conocemos y disfrutamos.

Consejos para preparar un auténtico salmorejo

  • Elige tomates maduros de primera calidad, porque es importante crear una base fresca y rica para tu receta de salmorejo. Sabrás por el tacto y por el color de la fruta si está lo suficientemente madura para utilizarla en tu sopa de tomate fría española.
  • ¿Pelar o no pelar? Depende totalmente de ti si te gusta pelar la piel de los tomates. Sin embargo, hacer esto puede ayudar a disminuir los trozos pequeños que tienes que colar para quedarte sólo con el zumo de tomate para tu sopa de salmorejo.
  • La receta del salmorejo requiere bastante aceite de oliva, por lo que conviene gastar el dinero en una buena marca. Si tienes una variedad de aceite de oliva preferida, ¡prueba a usarla en esta receta!
  • Utiliza pan duro en lugar de pan fresco. El pan debe tener al menos dos días. La receta clásica del salmorejo requiere pan de telera cordobés, pero si no lo encuentras en tu panadería local, puedes sustituirlo por cualquier pan que tenga una miga densa. La baguette funciona bien para este plato.
  • Muchas de las recetas de salmorejo que hay por ahí llevan vinagre, pero ésta en concreto no lo lleva.

Cómo servir al Salmorejo

  • Sirve tu Salmorejo en un bol. Esto (más o menos) lo diferencia de su popular primo, el gazpacho, que suele servirse en un vaso.
  • Cubre tu sopa fría de tomate española con jamón español picado y un huevo duro para darle más textura y sabor. Rocía con un poco de aceite de oliva para terminar.
Receta de salmorejo
©Daniel Megias vía Canva.com

Ingredientes del salmorejo

  • 5 cl (150 ml) de aceite de oliva virgen extra
  • 1 kg (2,2 libras) de tomates rojos muy maduros
  • 0,45 libras (200 g) de pan telera cordobés o, alternativamente, de pan de trigo blanco (mejor si es de uno o dos días)
  • 1 diente de ajo (la cantidad de ajo al gusto, mucha gente añade sólo medio diente)
  • 2 cucharaditas (10 g) de sal (al gusto)

¿Cómo se prepara el salmorejo español?

1. Empieza por limpiar bien tus tomates. Puedes optar por pelar la piel o simplemente dejarla, lo que prefieras. Corta los tomates en cuartos y pásalos a la batidora. Tritura hasta que se forme una salsa líquida, es decir, que los tomates estén perfectamente triturados.

2. Coge un tamiz o colador y utilízalo para tamizar las semillas pequeñas y otros residuos del puré de tomate.

3. Corta el pan duro en trozos pequeños. Sumérgelos en el bol de puré de tomate durante unos diez minutos. Al hacerlo, el pan se ablanda y, por tanto, es más fácil de mezclar después.

4. Mientras esperas, pela los ajos y colócalos dentro de la batidora. Vierte el puré de tomate y el pan remojado. Sigue con la sal. Bate a velocidad moderada mientras añades el aceite de oliva lentamente, creando una emulsión. Continúa batiendo hasta obtener una mezcla suave y homogénea. Prueba la sopa con una cuchara y comprueba si el punto de sal es el adecuado para ti, y ajústalo cuando sea necesario.

5. Pasa la sopa de tomate a un recipiente con tapa hermética. Deja que repose en el frigorífico hasta el momento de servir.

6. Para servir, pon un poco de Salmorejo fresco de la nevera en un bol. Cubre con un poco de jamón curado picado, huevo duro y rocía con aceite de oliva. ¡Disfruta de tu sopa de tomate fría española!

salmorejo receta
©Daniel Megias vía Canva.com

Preguntas frecuentes sobre el Salmorejo

¿Cuál es la diferencia entre Salmorejo y Gazpacho?

La principal diferencia entre el salmorejo y el gazpacho son los ingredientes. Verás en las recetas que el Salmorejo contiene una lista más corta de ingredientes -principalmente tomates, pan duro y ajo-, mientras que el Gazpacho incluye una selección más amplia de verduras como pepinos y cebollas. En cuanto a la textura, el Salmorejo es más espeso y cremoso que el Gazpacho.

¿Cómo se llama un refrescante puré de verduras que suele servirse frío en España?

La respuesta más popular sería el gazpacho, la clásica sopa fría española que se elabora haciendo un puré de tomates junto con otras verduras. En segundo lugar está el salmorejo, un aperitivo fresco y frío hecho con puré de tomate y ajo.

¿De dónde es Salmorejo?

El Salmorejo es de Andalucía, una región del sur de España. Las temperaturas pueden ser bastante calurosas en esa zona, por lo que un cuenco frío de Salmorejo supone un alivio muy bienvenido para el clima abrasador. ¡Dicen que el mejor Salmorejo que existe viene del sur!

¿Puedo congelar el Salmorejo?

¡Sí, puedes congelar el Salmorejo recién hecho! Si quieres hacer una gran tanda de una vez, sólo tienes que ponerlas en un recipiente hermético, congelarlas y recalentar una porción cada vez. Puedes conservar el Salmorejo congelado hasta un mes, pero ten en cuenta que la frescura de la sopa disminuye con el tiempo.

Receta de salmorejo

Yield: 4

Salmorejo Recipe

Salmorejo Recipe
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 5 minutos
Tiempo Total 25 minutos

Ingredientes

  • 5 cl (150 ml) of extra virgin olive oil
  • 2.2 pounds (1 kg) of very ripe red tomatoes
  • 0,45 pounds (200 g) of Cordovan telera bread or alternatively white wheat bread (better if it is a day or two old)
  • 1 clove of garlic (the amount of garlic to taste, many people add only half a clove)
  • 2 teaspoons (10 g) of salt (to taste)

Instrucciones

  1. Start by cleaning your tomatoes thoroughly. You can choose to peel the skin or just leave them, whichever you prefer. Cut the tomatoes in quarters and transfer them into a blender. Blend until a liquid sauce forms, meaning the tomatoes have perfectly been pureed. 
  2. Take a sieve or strainer and use it to sift small seeds and other residues from the tomato puree. 
  3. Cut the stale bread into small pieces. Drench them in the bowl of tomato puree for about ten minutes. By doing so, the bread becomes soft and therefore easier to blend later on.
  4. While waiting, peel the garlic and place them inside the blender. Pour in your tomato puree and soaked bread. Follow through with salt. Blend at moderate speed as you add in your olive oil slowly, creating an emulsion. Continue blending until you get a smooth and homogenous mixture. Taste the soup with a spoon and check if the saltiness is right for you, and adjust when necessary.
  5. Transfer the tomato soup into a container with a tight lid. Let it rest in the refrigerator until serving time.
  6. To serve, place some fresh Salmorejo from the fridge in a bowl. Top with some chopped cured ham, hard-boiled egg, and drizzle with olive oil. Enjoy your Spanish cold tomato soup! 

Nutrition Information:

Yield:

4

Serving Size:

1

Amount Per Serving: Calories: 194Total Fat: 17gSaturated Fat: 2gTrans Fat: 0gUnsaturated Fat: 14gCholesterol: 0mgSodium: 365mgCarbohydrates: 9gFiber: 1gSugar: 2gProtein: 2g

The nutritional information provided is approximate and can vary depending on several factors, so is not guaranteed to be accurate.

Did you make this recipe?

Publish a photo on instagram and tag @spanishfoodguide

Skip to Recipe
Table of Contents